viernes, 30 de enero de 2015

Una Cuba jinetera de pesadilla

La dictadura cubana y la familia castro al frente de esta dinastía jinetera caribeña pretende abrirle las puertas a Obama, Clinton y todos los Americanos demócratas que quieran visitar su finca privada. Como ya la industria azucarera no da para llenar sus cuentas bancarias, el cafetal se les lleno de marabu, y para hacer los puros habanos tienen que comprar tabaco a Nicaragua  ya que los esclavos del gobierno no producen mucho de nada que se pueda vender, les ofreseran a los turistas playas blancas, hoteles baratos y jineteras (prostitutas) de todos los colores y hasta menores de edad. Este negocio se dice fue del ministro Robaina y su esposa en sus comienzos, después se hizo mas popular como medio de buscarse dolares, única forma de comprar en las tiendas propiedad del gobierno.
Para muchas mujeres y hombres jóvenes también les sirve la profesión como salvo conducto que les permite salir de Cuba con todos los gastos pagos, y en muchos casos trabajo permanente en otros países. La prostitución juvenil ocupa a ambos sexos, y hay muchos miles quizás millones de clientes en los Estados Unidos. Hasta el momento los que mas van por las niñas y niños prostitutos a Cuba son canadienses , europeos y cubanos de poca moral que viven en el extranjero.
De no ser por eso quiero que alguien me diga que van a buscar a Cuba los turistas que tienen a Puerto Rico , las Islas Vírgenes , República Dominicana, Cancun en México y las Bahamas donde hay casas de juegos, buenas carreteras y no son países con una super policia , falta de higiene , y si el gobierno quiere te mete a la cárcel y no sales hasta que hayan espías para negociar.
En mi casa tengo colgado un afiche de propaganda de la Cuba del pasado, el rotulo dice , Cuba paraíso tropical, una hermosa mulata tocando maracas en un jardín esplendido. Esa es la Cuba que quiero recordar el dia de mi muerte.
Esta Cuba de hoy de doble moral y putas baratas, de edificios desplomándose y niñas paseándose por el malecón o en cualquier playa con un Bill Clinton o un Al sharpton al cual le tocaran las maracas en el hotel Habana Libre, que fuera robado a sus dueños hace 56 años, esa me parece una pesadilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada